Be fit

Errores comunes al entrenar

No calentar antes de hacer ejercicio

La entrada en calor previa es fundamental, aunque depende del tipo de actividad que vayas a realizar. Por ejemplo, si hacés una rutina de entrenamiento con pesas hay que lubricar las articulaciones e introducir un poco de cardio, ¡no arranques de una a levantar peso!

 

 

Evitar el entrenamiento de pesas

Muchas mujeres piensan que por al entrenar con pesas se van a desarrollar demasiado los músculos, pero en realidad entrenar con pesas te ayuda a verte más definida y tonificada.

 

 

Descanso insuficiente entre series

Cuando hacés ejercicios de fuerza tenés que descansar al menos entre tres y cinco minutos para que el entrenamiento sea realmente eficaz.

 

 

No mantener la hidratación

Los médicos recomiendan tomar 2 litros de agua diarios. Beber antes, durante y después de hacer deporte es fundamental, ¡sobre todo cuando llegan los días de calor o hacés prácticas al aire libre!

 

 

No modificar la rutina de entrenamiento

Cuando realizás una actividad física continuada lo mejor es planear una rutina diferente de ejercicios para cada día. El entrenamiento no debe ser siempre el mismo porque el cuerpo se acostumbra, variá el tipo de ejercicios y la intensidad para salir de tu zona de confort. Lo ideal asesorarte con un entrenador personal que establezca una tabla personalizada para alcanzar tus objetivos. ¡Y no olvides renovar tu rutina cada 2 meses!

 

 

Hacer demasiados abdominales

Tu zona abdominal está formada por un set de 4 músculos que deben ser trabajados, pero si tu dieta no es adecuada vas a tener grasa que cubra tus abdominales. Hacé ejercicios abdominales 2 veces por semana, ¡es más que suficiente!

Nota: si querés ver los llamados “cuadraditos” en tu abdomen, entonces el cambio debe estar en tu dieta. Evitá comer más calorías de las que necesitás e incorporá ejercicios de fuerza y cardio.

 

 

Consejos extras

Alimentate bien para que el entrenamiento dé resultados. Acordate que los abdominales se fabrican en la cocina. 😉
Descansá bien para que tu rendimiento sea mayor y evitar lesiones a largo plazo.

 

Elongá siempre al terminar la clase, ¡aunque te dé fiaca hacerlo! Es elemental para cuidar tu cuerpo.